El ahorro en las PyMEs

Uno de los factores más importantes que una PyME debe tener en cuenta para el éxito de su negocio, son sus finanzas, ya que éstas ayudan a alcanzar las metas y objetivos de manera disciplinada y constante.

Es fácil perderse con los gastos hormigas y compras innecesarias, pero si estás empezando o quieres retomar el control de las finanzas de tu empresa, te recomendamos leer los siguientes tips para ahorrar como PyME:

  • Haz una evaluación objetiva de la situación de tu empresa. Analiza los datos duros y dedica un tiempo específico a elaborar estrategias para mejorar tus procesos.
  • Establece objetivos y estrategias para alcanzarlos. Ahorrar por ahorrar no funciona si no se tienen objetivos claros y concretos. Traza planes de corto, mediano y largo plazo que impliquen sacrificios redituables para tu empresa.
  • Recorta gastos. Sacrificar el consumo presente por el consumo futuro y hacer del ahorro un hábito, será la tarea diaria en la búsqueda de estabilidad financiera y el alcance de objetivos a largo plazo.
  • Mejora procesos productivos. Si en el análisis realizado te das cuenta que optimizarás tiempos y gastos en productos realizando nuevas inversiones, hazlo. Ahorrar no necesariamente significa gastar menos, sino hacer más con menos.
  • Aprende a invertir. ¡Buscar elevar las ventas es igual de importante que ahorrar! En vez de recortar presupuesto a mercadotecnia o imagen, busca alternativas más rentables en medios de comunicación, o utiliza herramientas gratuitas como redes sociales.
  • Divide tus gastos de los de la empresa. Extraer constantemente recursos de la compañía para fines personales no es una buena idea; la empresa quedará corta y no podrá crecer. Lo recomendable es asignarte un salario fijo y respetar siempre el monto.
  • Encuentra el equilibrio entre los recursos que entran y el dinero que gasta la empresa. Las entradas derivadas de las ventas son las que ayudan a fortalecer el negocio, por otro lado los costos que vienen de inversión, materia prima, gastos de operación, etcétera, no deberán rebasar las entradas, para conservar unas finanzas saludables.
  • Un guardadito. Estar preparado para una emergencia es lo que diferencia a una empresa financieramente saludable de otras. Aunque el monto varía dependiendo del tamaño y giro de la empresa, en general se recomienda tener por lo menos el equivalente a 3 meses de gastos de operación como reserva de efectivo. Otro punto importante es que el dinero debe guardarse en un instrumento que te de ganancias y que no se devalúe con el tiempo.

Esperamos éstos tips te ayuden con las finanzas de tu empresa.

Microsip, una solución para tu empresa

Te invitamos a conocer al sistema de Contabilidad Electrónica Microsip, un software contable que realmente combina lo funcional con lo sencillo. Con el podrás cumplir al 100% con SAT, capturar pólizas con facilidad, estructurar el catálogo con absoluta libertad, realizar análisis de rentabilidad, manejar presupuestos, entre otras funciones.