La solución Microsip

El punto de venta, embudo de información

A los fenicios se les atribuye el invento de las actividades comerciales desde los anales de la historia; eran mercaderes de metales, maderas, tejidos e inclusive vinos, que intercambiaban a manera de trueque con las civilizaciones cercanas desde el segundo milenio antes de Cristo. Con el tiempo, en los grandes asentamientos humanos se instalaron mercados y se inventó el concepto de “tienda”.

Microsip, un negocio para toda la vida

Los profesionistas de nuestra época viven varias etapas durante su vida profesional, recién egresados, sueñan con ser contratados por las grandes empresas donde complementarán sus conocimientos, aportarán su trabajo y escalarán puestos cada vez más importantes durante su carrera corporativa. En el trayecto, los que tienen el “gusanillo” emprendedor, se animan y se lanzan a la aventura de ganar el sustento por cuenta propia; un gran porcentaje fracasa y la necesidad económica los hace regresar al cobijo de un empleo que garantice el ingreso cada quincena. Otros más audaces, logran mantenerse, y un porcentaje más reducido, se consolida como empresario.